El terrazo es tendencia

Después de ser un icono decorativo de los años setenta, el terrazo vuelve a estar de moda. Las baldosas de terrazo se han convertido en el producto más buscado por arquitectos, diseñadores y decoradores. Y tú, ¿te atreves con el terrazo?

Las búsquedas en redes sociales como Pinterest de la palabra “terrazo” han aumentado un 316% respecto al año pasado. Además de destacar por su estética retro y sus numerosas cualidades, el hecho de que su precio sea más económico que el de otros materiales como el mármol, por ejemplo, lo convierte en la opción estrella para desarrollar los proyectos más alternativos del momento.

Pujol se dedica a la fabricación de mosaico y azulejos desde el año 1945. Con esta trayectoria, no es de extrañar que sea uno de los más grandes y más conocidos fabricantes y suministradores de terrazo del territorio español y parte de Europa.

¿De dónde viene el terrazo?

La palabra “terrazo” deriva del latín terrazza. Su origen se remonta a la Venecia del siglo XV. En aquella época, los trabajadores del mármol aprovechaban algunos trozos restantes de la construcción y los mezclaban con arcilla para pavimentar las terrazas de su casa.

Aunque su primer uso fue en exteriores, se mejoró la técnica hasta llegar a ser el tipo de pavimento por excelencia de los interiores de los palacios y las viviendas de la nobleza italiana. Más adelante, ya en el siglo XX, se internacionalizó y se convirtió en el material más utilizado en los pavimentos interiores de la gran mayoría de viviendas de los países europeos, principalmente.

¿De qué se compone?

El terrazo proviene de material de desecho de secciones de piedra natural que se trituran y se aglomeran con cemento para ser vertidas en moldes y formar baldosas. Según los materiales utilizados, estas pueden tener un acabado diferente; así pues, cada baldosa es única.

Aunque se base en la utilización de producto local y en un concepto artesanal, se trata de una técnica industrial. A Pujol disponemos de la materia prima y la maquinaria necesarias para abastecer grandes superficies, por lo que garantizamos la reposición de cada uno de los diferentes modelos que ofrecemos. De hecho, durante todos estos años hemos suministrado terrazo para grandes centros comerciales, recintos deportivos y equipamientos públicos como aeropuertos.

¿Qué beneficios tiene?

Tradicionalmente, el terrazo se ha empleado como pavimento de zonas con mucho desgaste, por lo tanto, es un material con una alta resistencia y durabilidad. Además, es muy fácil de mantener, ya que no requiere cuidados especiales y, aun así, mantiene su brillo.

También es resistente a la humedad, por lo que resulta una opción estupenda para cualquier estancia, ya sea interior o exterior.

¿Qué usos alternativos le podemos dar?

Como revestimiento, es una buena alternativa a las baldosas (cocinas, baños …) y también puede servir como superficie en mostradores o mesas.

En cuanto a decoración, se le ha dado usos más que creativos utilizándose en taburetes o elementos de vajilla. Tal es la fiebre por su peculiar estampado que hoy en día podemos encontrar patterns de imitación de terrazo en productos tan diversos como libretas, camisas o carcasas de móvil.